Chile. San Pedro de Atacama

Población: 18,1 millones.
Capital: Santiago.
Nacionalidades y etnias: 90% Mestizos, 5% Indios, 5% descendientes de Europeos.
Idioma: Español y numerosas lenguas nativas, como el aymará, el mapuche y el rapa nui.
Religión: 89% católicos, 10% protestantes, menos del 1% judíos.

Se extiende a lo largo de unos 4.300 Km, desde el desierto del Norte hasta el sur glacial; se asoma por el Oeste al océano Pacífico y queda cortado por los Andes en el Este. Comparte la mayor parte de su extensa frontera oriental con Argentina, y limita con Perú y Bolivia por el Norte. Chile, con una amplitud pocas veces mayor de 200 Km, se caracteriza por la abrupta elevación desde su costa hasta las cumbres andinas, que superan los 6.000 mt.

Los extremos latitudinales del país proporcionan un variado repertorio de paisajes: los volcanes cubiertos de nieve se alternan con desfiladeros surcados por ríos. El Gran Norte, donde se encuentran algunas estaciones meteorológicas que nunca han registrado precipitaciones, se contrapone a la Patagonia, con sus tormentas y frecuentes nevadas. La recortada y accidentada línea costera de Chile presenta numerosas playas y bahías donde pescar y nadar. Chile posee territorios de ultramar como la isla de Pascua (en el Océano Pacífico a 3700 Km de la costa), el archipiélago Juan Fernández (a 700 Km) y una porción de la isla meridional de Tierra del Fuego (que comparte con Argentina).

La variedad de hábitat acoge una flora y una fauna endémicas protegidas por un extenso sistema de parques nacionales, principales atractivos del país. En los parques, vicuñas (especie de alpaca salvaje en peligro de extinción), guanacos de la Patagonia (emparentados con la llama andina), flamencos, pelícanos, pingüinos, nutrias y lobos marinos forman parte del ecosistema. La vida vegetal incluye extensas superficies de araucarias, cipreses y singulares alerces (semejantes a las gigantescas sequoias californianas). Fuera de las áreas protegidas, la creciente deforestación está empobreciendo el paisaje.

El clima de Chile es tan variado como su territorio, con zonas áridas pero sorprendentemente templadas en el Norte, una región central que disfruta de un clima mediterráneo y las tierras de la Patagonia chilena y de Tierra del Fuego en el Sur, barridas por el viento, la lluvia y la nieve. La temporada pluvial en el centro se extiende de mayo a agosto, cuando las temperaturas son más suaves (unos 10ºC en julio). El promedio en enero es de 28ºC. La Patagonia chilena y Tierra del Fuego presentan promedios en verano (entre diciembre y marzo) de tan sólo 11ºC.